En la ambulancia no cabe

HUELE A SOMBRA. ERAS LA VIGÍA DEL PASILLO MIENTRAS YO DORMÍA.
Y veía a la noche tan triste y a ti tan feliz...
Y ahora habla El Sol sin parar cuando despierta,
SE queja como yo. Dice que seduces
Y deduces con despiste, el final de cada día.

PERO los mosquitos solo me pican en los labios de los besos desde que te fuiste,
CON nocturna alevosía.

SE han caído mis costumbres desde la más alta de las cumbres
QUE tienen los malos sueños.

SOY ahora adicto a la oscuridad. Y yo no sé.
NI sé cuánto me vas a costar,
NI cuándo me voy a acostar.

ENTRASTE sin esperar ni pensar ni en mí ni en la pobre puerta.
ME pillaste desnudo y te reíste de mí,
Y de que llorara tanto sin parar.

LA próxima vez, 
LLORA antes de entrar.

QUE ya es tarde y la gente despierta,
AUNQUE a partir de hoy seguiré durmiendo despierto sin abrir.

Y eras,
PERO quiero causar un accidente sin oír el cruel noctámbulo tráfico
GRITÁNDOME embriagado a modo de reproche
DE que hice lo que fuera.
AHORA solo quiero bajar la luna a la carretera
Y que le atropelle con la suya
ALGÚN coche.

¡CHOF!
BUENAS noches.

Poema publicado en la sección 'El Lector' del Número 2 de La Mecha (marzo, 2016)

En defensa de la Constitución

“Deje que gobierne la lista más votada”. Esa frase, repetida hasta la saciedad en las últimas semanas, es uno de los mayores ataques a los valores constitucionales. Aunque se diga desde la tribuna de oradores del Congreso y no desde la Puerta del Sol. Aunque la diga un señor con corbata en vez de una persona con megáfono.

El artista inútil y otras frases hechas de ingeniero

 Si creas algo -ya sea arte furioso y descarnado o un haiku a la primavera- conoces el desconocimiento de tu utilidad. Te preguntan ¿por qué? y ¿para qué? y, al final del día, hasta tú mismo te lo preguntas: ¿valgo para algo? ¿Qué soy? Ese es el resultado de mezclar una sociedad que busca la recompensa fácil, con la mirada pausada de la imperfección que es el arte.

Carta a Andrea Levy: La sencillez de ser de izquierdas

La ideología es una amiga que no siempre te acompaña y que cuando lo hace, al menos en España, puede ser un estigma. La ideología siempre es política, aunque ella no lo sepa. A veces aparece disfrazada de plan de estudios y otras veces en un comentario que atraviesa tus oídos mientras tomas café en un bar. La ideología ha de generarse, aunque eso ustedes ya lo saben.

Escritores columnistas

En una de sus últimas columnas en el diario El País, la prestigiosa escritora Almudena Grandes hablaba de uno de los problemas más habituales que la gente ha padecido a lo largo de esta interminable y agotadora crisis: el riesgo a perder la vivienda. Además, pone el ejemplo cercano de una madre y su hija que han sufrido y sufren una situación extremadamente grave de riesgo de exclusión social. Les recomiendo que lean la historia porque no tiene desperdicio y seguramente la interioricen mejor que si yo se la cuento aquí.

Duelo de moldeados

Es probable que cuanto me dispongo a compartir a continuación suene ligeramente irregular, extraño o difícil de asimilar, aunque si quienes estáis leyendo estas líneas sois de la generación de El Diario de Patricia, no tenéis de qué preocuparos, pues nada cuanto diga llegará a herir vuestra sensibilidad (quienes aún la conserváis). Leída la letra pequeña, allá va: siento una curiosidad sociológica por las batallas y duelos en el reino animal. Sí, sé lo que estáis pensando. Dada la atmósfera que he creado al comienzo del texto, esperabais que mi confesión se acercara más a: “me produce excitación sexual espiar a una persona mientras baja o sube un toldo”.

La banalización teledemocrática

Los avances tecnológicos a lo largo de la historia han contribuido a la creación actual de una sociedad de la (sobre)información. No es casualidad que el prefijo “sobre” vaya entre paréntesis. El exceso de información es una característica inherente al sistema actual. Una característica que no debería ser negativa si no fuese porque los medios de comunicación se encuentran bajo el poder de las elites. Al igual que en la teoría marxista es la burguesía quien controla los medios de producción, en el sistema actual son los poderosos los que aglutinan los medios de comunicación. Se trata de un bucle de retroalimentación: el poder permite poseer medios de comunicación, y la comunicación-manipulación aumenta el poder.

Los tres cerditos

Tras el reciente programa de Salvados “El machismo mata”, se ponen varias cuestiones de manifiesto. En primer lugar, queda una inmensa lucha por delante para terminar con el machismo y la discriminación hacia la mujer. Sin embargo, es cierto que campañas gubernamentales y la labor de muchas ONG, de la mano de este tipo de programas, pueden ayudar a la concienciación social que, lentamente, se va produciendo. No hace falta más que ir al patio de los colegios para observar que ciertas actitudes y comportamientos, en especial de los varones, están cambiando; desde el vocabulario utilizado, hasta la concepción sobre las niñas y cómo deben comportarse con ellas, pasando por el factor más importante, entenderse a ellos mismos.

No somos la próxima generación

Muchas veces hemos oído hablar de lo que algunos denominan “La próxima generación”. Algunos incluso se atreven a ponerle nombre. Son los que han nacido sentados ante un ordenador, los que ya no llevan mochilas (carteras, incluso, como dirían algunos) sino tablets y los que no usan libros para aprender, sino internet.

Progresa adecuadamente

-¿De dónde vienen las mandarinas?- preguntó el profesor de conocimiento del medio a sus alumnos de quinto de primaria.

-Del Mercadona- se apresuró a responder Pablo, sin la menor sombra de humor en sus palabras. La clase estalló en una carcajada general.

-Serás idiota, Pablito. Todo el mundo sabe que las mandarinas provienen no solo del Mercadona sino también del Lidl, del Día, del Carrefour, del chino (mandarino) de debajo de casa…- le corrigió su compañero de pupitre, Francis, con esa retranca tan suya.

¿Las recordaremos?

¿Cuándo comenzamos a perderla? La sensibilidad, me refiero. Usted, ¿la siente? ¿Siente el martilleo en la boca del estómago? ¿Nota el extraño nudo firmemente amarrado a su garganta? ¿Lo siente? Cuando ve el telediario durante la cena y salta la noticia. “Siete mujeres”, rezan los titulares de los periódicos –y ni siquiera en portada-.

Paz, piedad y perdón. Pero nunca olvido - Respuesta a Tres Palabras y M.R. lector de Gramsci

Leía en la sección del lector de esta revista el artículo "Memoria histriónica", donde el autor expone la tesis de que la memoria histórica solo sirve para agitar el pasado y para el "revanchismo", porque lo que pretende es que descarguemos nuestro odio reconcentrado contra Franco.