Irene Lozano: "Corremos el riesgo de frivolizar demasiado la política"

Las ciudades son un conjunto de muchas cosas: memorias, deseos, signos de un lenguaje; son lugares de trueque, como explican todos los libros de historia de la economía, pero estos trueques no son sólo de mercancías, son también trueques de palabras, de deseos, de recuerdos- Ítalo Calvino.

Abascal: "Hay que involucrar a los refugiados en edad militar"

Santiago Abascal nos cita en la sede del partido un día entre semana y a media tarde. Un edificio, de esos que tienen puertas grandes, portero y unas escaleras tan cuidadas que siempre da la sensación de estar recién limpias. El letrero de VOX en verde, más que esperanza, destaca sobre la puerta blanca del primer piso.

Zapata: “No tengo inconveniente en quitarme de en medio si soy un problema"

 Tiene un hablar cálido y ágil, un discurso que redunda en su nitidez y una actitud tan firme como humilde. No parece político, al menos, no uno de los que habitan en nuestro imaginario colectivo: un ser distante, acomodado en el pedestal de un poder intocable, insensible a la realidad y más preocupado por aplicar la letra de la ley que por hurgar en su espíritu. Al fin y al cabo está ahí por eso, por ser la antípoda al cliché.

Monedero: "Para reconstruir la izquierda hay que reconocer que partimos de una gran derrota"

El humo del pasillo de la facultad de Políticas en Somosaguas nubla la vista, pero La Mecha se adapta rápido al terreno. Si fuéramos de Telemadrid estaríamos indignados por el olor a porro, pero nosotros sólo vamos a hacer una entrevista. Tras varios correos y una espera infinita y no correspondida en la puerta del despacho de Juan Carlos Monedero (Madrid, 1963), nos dirigimos a la puerta de su clase a recibirlo.

Ignacio Aguado: "Estamos abocando a nuestros jóvenes a un modelo educativo fracasado"

Si algo ha traído la nueva política, es la inmediatez con la que contestan los jefes de prensa. Es el caso del equipo de Ciudadanos de Ignacio Aguado (Madrid, 1983). Con porte de jugador de waterpolo, recibe a La Mecha con la curiosidad de un niño pero con la oratoria de un viejo político (pronto un oxímoron).